© Stephen Shore. US 97, South of Klamath Falls, Julio 21,1993

«Una de las cosas que me interesa comunicar es cómo es el mundo en un estado de conciencia agudizado. Sé que hay una parte de mí que cree que puede comunicarse mejor con  la escena más ordinaria. Por ejemplo, en mi imagen de la pintura de las montañas en la valla publicitaria. Creo que es una fotografía maravillosa, pero hay algo dentro de mí que me dice que fue fácil. No necesité una gran perspicacia para verla. Pensaría que cualquiera que condujo en esa carretera durante ese día podría haberse percatado».

(…) «Quizá me esté infravalorando, quizá en ese día otras personas no se percataron. Para mí, esa fotografía fue más fácil que mi fotografía de una lámpara en una habitación de un motel, aunque parezca mucho más difícil, ya que la lámpara es de lo más común. Es la típica imagen donde las nubes y el cartel son tan dramáticos que todo el mundo podría haberse percatado. La lámpara era tan ordinaria que realmente tenías que prestar atención al mundo alrededor tuyo para percatarte».

steven-shore1

Stephen Shore. Habitación 125, Westbank Motel, Idaho Falls, 18 de Julio de 1973

«Según avanza el tiempo, he descubierto cómo me sorprende cómo la fotografía es sutilmente sensible al estado mental del fotógrafo. Hay una antiguo dicho árabe que dice: “lo evidente es el puente hacía lo real”. Todo lo que tengo que trabajar como fotógrafo son las apariencias. Las apariencias son la indicación de fuerzas más profundas».

Stephen Shore

(Sacado del blog «Sientate y observa»)