Cualidades materiales

a) Sugieren el proceso natural

Las cosas wabi sabi son expresiones del tiempo congelado. Están hechas de materiales que son visiblemente vulnerables a los efectos del tiempo y del trato humano. Registran el sol, el viento, la lluvia, el calor y el frío en un lenguaje de decoloración, óxido, deslustre, manchas, torsión, contracción, marchitamiento y grietas.

b) Irregulares

Las cosas wabi-sabi son indiferentes al buen gusto convencional. Como ya sabemos cuáles son las soluciones “correctas” del diseño, el wabi-sabi nos ofrece solícitamente las soluciones “equivocadas”. Como resultado, las cosas wabi-sabi a menudo parecen raras, deformes, poco manejables, o lo que mucha gente consideraría feas. Las cosas wabi-sabi pueden manifestar los efectos de un accidente, como un cuenco roto pegado de nuevo. O pueden mostrar el resultado de dejar que las cosas ocurran por casualidad.

Cualidades materiales del wabi-sabi

@Luis Ochandorena. Serie Vestigios

c) Íntimas

Las cosas wabi-sabi son generalmente pequeñas y compactas, discretas y orientadas hacia dentro. Indican: acércate, toca, relaciónate. Inspiran una reducción de la distancia física entre una cosa y otra; entre las cosas y la gente.

d) Sin pretensiones

Las cosas wabi-sabi tienen un aspecto inevitable y sin afectación. No proclaman “soy importante” ni requieren ser el centro de atención. Son modestas y sin pretensiones, pero no carecen de presencia o discreta autoridad. No necesitan documentación de procedencia. Su cualidad de wabi-sabi no depende en ningún caso del conocimiento de los antecedentes del creador o de su personalidad. De hecho, es mejor que el creador no sea conocido, que sea anónimo o invisible.

Cualidades materiales del wabi-sabi

@Luis Ochandorena. Serie Vestigios

e) Toscas

Generalmente se hacen con materiales que poco antes se encontraban en su estado original, dentro o sobre la tierra, y son ricas en texturas rugosas y sensaciones táctiles ásperas.

f) Turbias

Tienen una cualidad vaga, desdibujada o atenuada, tal como les pasa a las cosas cuando se acercan a la nada o provienen de ella. Lo que habían sido aristas cortantes se transforman en superficies suavemente romas. Lo que había tenido una materialidad substancial parece casi como esponjoso.

g) Simples

La simplicidad está en la esencia de las cosas wabi-sabi. La nada, obviamente, es la simplicidad máxima. Pero antes y después de la nada, la simplicidad no es tan simple. ¿Pero cómo ejercitar la contención que la simplicidad requiere sin pasar a una austeridad ostentosa? ¿Cómo fijarse en todos los detalles necesarios sin ser excesivamente rebuscado? ¿Cómo lograr la simplicidad sin inducir al aburrimiento?.

La simplicidad del wabi-sabi, probablemente, queda mejor definida como el estado de gracia al que llega una inteligencia sobria, modesta y sinceramente sensible. La estrategia principal de esta inteligencia es la economía de medios. Ir reduciendo hasta la esencia, pero sin quitarle la poesía. Mantener las cosas limpias y sin estorbos, pero sin esterilizar. Las cosas wabi-sabi son emocionalmente cálidas, nunca frías. No significa eliminar el velo invisible que de alguna manera une los elementos en un todo sin sentido. Tampoco significa disminuir el “interés” de algo, la cualidad que nos fuerza a mirar ese algo una y otra vez.