¿Qué es wabi-sabi?

El Zen de las cosas

El wabi-sabi es una apreciación intuitiva de belleza trascendente en el mundo físico, que refleja el flujo irreversible de la vida en el mundo espiritual. Es una belleza comedida que existe en lo modesto, rústico, imperfecto o incluso lo decaído, una sensibilidad estética que encuentra una belleza melancólica en la impermanencia de las cosas.

El término wabi-sabi sugiere cualidades como la impermanencia, humildad, asimetría e imperfección. Estos principios subyacentes son diametralmente opuestos a sus contrapartes occidentales, cuyos valores están basados en el punto de vista helénico que valora la permanencia, la grandiosidad, la simetría y la perfección.

¿Qué es wabi-sabi?

@Luis Ochandorena. Serie Vestigios

El wabi-sabi puede ser una herramienta de contemplación y una filosofía de vida. Suavemente promueve una vida de contemplación silenciosa y un principio estético gentil que subraya un acercamiento meditativo.

El Wabi-Sabi combina la atención a la composición del minimalismo, con la calidez de los objetos provenientes de la naturaleza. Proporciona una comprensión del mundo basada en la fugacidad e impermanencia. Deriva de la afirmación budista de las Tres Características de la Existencia: Insatisfactoriedad (Insatisfacción, Sufrimiento, Incomodidad), Impermanencia (Cambio, Inestabilidad) e Insustancialidad (Ausencia de alma, ego o yo perdurable e independiente). Richard R. Powell lo resume diciendo que el Wabi-Sabi cultiva todo lo que es auténtico reconociendo tres sencillas realidades: nada dura, nada está completado y nada es perfecto.

La inspiración inicial de los principios metafísicos, espirituales y morales del wabi-sabi proviene de las ideas sobre simplicidad, naturalidad y aceptación de la realidad que se encuentra en el taoísmo y en el budismo zen con el que se le asocia habitualmente. Ha sido en las artes contemplativas practicadas por los monjes zen donde se han plasmado estos principios, principalmente en la ceremonia del té.